La Psicooncología





LA PSICOONCOLOGÍA


Hola a tod@s

Hoy me gustaría hablaros sobre la Psicooncología. Es un tema que implica a muchos profesionales de muy diferentes ámbitos de la sanidad pública o privada. Gran parte de éstos profesionales sanitarios estarían de acuerdo con la importancia de una correcta valoración y tratamiento íntegro, para armonizar en una vida humana salud y felicidad. Parafraseando una máxima un tanto lejana de nuestro tiempo diríamos «integritas vitae humana scientia et virtute perficitur ». La traducción sería algo así como: “El poder de la vida humana se perfecciona por la integridad de la ciencia” (Gascón, D. (2015) La cura por la palabra en la época medieval. p.66)

Desde la posición de un psicólogo ante las personas que padecen una enfermedad cancerosa avanzada, es imprescindible evaluar por nosotros los recursos mentales de que dispone estos pacientes con el fin de confrontar lo mejor posible dicha situación. Por ejemplo, si en esta evaluación hallamos la presencia de psicopatología grave, especialmente de tipo depresivo y/o ansiosa, sería apropiado que intervengamos desde una psicoterapia teniendo en cuenta las interrelaciones familiares y sociales con las que cuentan estos enfermos, los cambios que se producen en todos los aspectos de la vida de estos pacientes. Si con ello facilitamos cierto equilibrio emocional con su enfermedad, ayudaremos a un mayor bienestar y dignidad, porque se hace evidente la dependencia de nuestros estados anímicos, capaces de influir profundamente en los procesos corporales « desempeñando un importante papel como promotores e inhibidores de enfermedades físicas ». (Gascón, D. (2015) La cura por la palabra en la época medieval. p.35).

Muchos estudios al respecto han demostrado que el estrés y la forma de vivir la enfermedad (según los rasgos de personalidad de cada paciente) inciden, por ejemplo, en el cáncer de mama (Bryla, C.M., 1996).En estudios con animales se ha podido demostrar que el estrés, a través de mecanismos neuroinmunomoduladores, pueden afectar o contribuir a la aparición y progresión del cáncer de mama (Biondi, M., 1996).  Los factores psicológicos pueden influir en la inmunidad y en las enfermedades que puedan relacionarse con el cáncer. El estrés, el negativismo, la depresión clínica, el soporte social (o el no-soporte social), las represiones y negaciones pueden influir «tanto en indicadores celulares como humorales del estado inmune». (Artaloytia Usobiaga, J.F., 1998) etc.

Todas estas citas nos orientan hacia la comprensión sutil de las complejas interacciones entre mente, sistema nervioso, sistema endocrino, sistema inmune y cáncer. Desde lo mental, la depresión, el estrés, la idiosincrasia propia del enfermo al indisponerse (factores o rasgos de su personalidad), pueden atañerse con el cáncer.

Comprendiendo aún más esta enfermedad, leemos que una célula de cualquier parte del cuerpo se convierte en cancerosa cuando ha perdido su diferenciación y su regulación sobre su crecimiento. Como consecuencia de esto empieza a reproducirse descontroladamente. Desde las funciones propias que cada célula diferenciada (musculo, hueso, pulmón, piel) hace para nuestra supervivencia corporal, los genes de éstas ya no codifican para las proteínas apropiadas, porque hayan surgido genes defectuosos, porque esos genes hayan sufrido algún daño, carcinogénesis química, carcinogénesis por radiación, oncogénesis vírica (VEB, VHB… etc.) etc. Muchos de nosotros somos portadores de un cierto riesgo genético de padecer cáncer, y a menudo entramos en contacto con carcinógenos sin que por ello padezcamos automáticamente de cáncer.  Tenemos nuestras propias defensas contra el cáncer, y muy probablemente de modo caso continuo haya células potencialmente peligrosas que estén tratando de ser reparadas o eliminadas muy a menudo (mecanismos de reparación del DNA a nivel intracelular). Etc.

La avenencia acerca de la relación mente cuerpo es tan antiguo como la historia del pensamiento, no desde la concepción dicotómica cartesiana, sino desde « la diversidad de los miembros es de utilidad para todo el cuerpo siempre y cuando se mantenga el sentido de la comunión y la voluntad de cooperación », para buscar el equilibrio de la salud. (Gascón, D. (2015) La cura por la palabra en la época medieval. p.113).
En los muchos estudios que se hicieron sobre el cáncer de mama, leemos que en general la supervivencia  disminuye con ciertos factores psicológicos adversos. Por ejemplo, en aquellas mujeres con cáncer de mama metastásico tenían peor pronóstico con un menor nivel de hostilidad y menor presencia de sintomatología mental como ánimo disfórico, ansiedad verbalizada, culpa, menor angustia expresada (Derogatis, L. 1991). Otros informes publicados en las revistas de medicina (como por ejemplo la Journal of the American Medical Association) coinciden en señalar lo importante que es para nuestro buen funcionamiento psíquico la capacidad de verbalizar afectos y de pensar y elaborar nuestros problemas, hacer un duelo correcto y querer a nuestros seres queridos. A falta de este potencial anímico se percibió en estas mujeres mayores niveles de fatiga y una percepción menor de soporte social en su entorno.

Por tanto, concluimos y creemos que la mentalización de esta enfermedad es fundamental, porque una persona con una pobre mentalización (capacidad de elaboración mental) tendrá más apuros para afrontar  las dificultades y mayor agotamiento para superarlas, produciendo una mayor desorganización en general,  específicamente podría producirse una desorganización interna que lleve a la persona a un colapso mental, bloquearía la capacidad de dominar y tolerar “sentimientos” de tal magnitud y fuerza que impondrían una desorganización mental importante. Al fin y al cabo, intentamos no olvidar el abordaje multidisciplinar para estos pacientes y el trabajo en equipo, desde las diferentes perspectivas metodológicas que puedan complementarse para un mejor abordaje y asistencia al paciente con enfermedad cancerosa.




David Norberto Gascón Razé. 
Psicólogo en Madrid  
Tel: 636 55 45 62 
Email: dnd.gascon@cop.es
Página Web: http://www.psicologaenmadridarganzuela.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Interconsulta o derivación sanitaria.

Gestión emocional ante la pandemia por coronavirus

La ansiedad, artículo en inglés...